POLÍTICA DE AUTORÍA

Política de autoría [1]

Los trabajos presentados a la Revista Española de Investigación Criminológica deben ser firmados por todas aquellas personas que hayan hecho una contribución sustancial al manuscrito. Esto es, que han contribuido de manera significativa en la concepción y el diseño del estudio, en el análisis e interpretación de sus datos y han participado en la redacción o revisión final del manuscrito.

El orden de los autores se debe establecer en el momento en que se planifica el trabajo y se distribuyen los roles y las responsabilidades. Si la carga de trabajo variase a lo largo del desarrollo el orden debería alterarse para favorecer a aquellos que han asumido una labor mayor.

Las posiciones reflejan el rol y la implicación que cada uno de los autores ha tenido en el desarrollo del trabajo y, aunque no existe ninguna norma escrita al respecto, se señalan las siguientes convenciones cada vez más asumidas en el ámbito de las ciencias sociales.

El primer lugar corresponde al autor principal del documento, el que ha tenido la idea y la ha desarrollado en todas las fases del documento y se ha encargado de la coordinación del trabajo con el resto de los autores y suele ser también el que ha hecho la redacción completa del documento, adaptando las aportaciones del resto.

El autor de correspondencia es el responsable del envío del manuscrito y de comunicar con la revista durante el proceso de revisión, no tiene por qué coincidir con el primer autor.

En ocasiones, el último autor es el científico más consolidado del grupo y/o investigador principal del proyecto que financia el trabajo y su labor es la de ser un revisor final del envío del manuscrito.

El orden del resto de autores se decide en relación con la implicación que han tenido en el trabajo, apareciendo primero los que han realizado los trabajos o aportaciones más sustanciales.

Con frecuencia durante la elaboración del manuscrito se ha contado con colaboradores, como ayudantes de investigación remunerados o estudiantes en prácticas, para la obtención de los datos o para su análisis. Estos colaboradores no deben figurar entre los autores del artículo si no han contribuido al diseño del estudio, y no han participado en el análisis de los datos ni en la redacción del manuscrito. Su tarea debe ser reconocida en el apartado de agradecimientos.

Si se solicitan cambios de la autoría tras el envío o la publicación del trabajo, se debe acompañar de una carta de conformidad con los cambios firmada por todos los autores

Si el equipo editorial lo considera necesario o los firmantes de la obra lo solicitan, en la versión publicada se describirá de forma escueta la aportación individual de cada autor.

[1] La política de autoría de la revista se ha realizado siguiendo las recomendaciones del Comité de Ética de Publicaciones (COPE)